Hosting Web

El hosting web es un servicio en línea que te permite publicar un sitio o aplicación web en Internet. Cuando te registras en un servicio de hosting, básicamente alquilas un espacio en un ordenador, donde puedes almacenar todos los archivos y datos necesarios para que tu sitio web sirva la información.

Hosting Web

El hosting forma parte de un servidor (computadora) que funciona ininterrumpidamente. El proveedor de hosting es responsable del mantenimiento, debe protegerlo de ataques maliciosos y transferir tu contenido (texto, imágenes, archivos) desde esta computadora a los navegadores de tus visitantes.

En Instalar Web proveemos de hosting web con plenas capacidades y adaptados a tu proyecto web. Cuanto más grande sea tu sitio web, más espacio de servidor necesitarás. Lo mejor es comenzar de a poco, con un plan de hosting estandar y cuando tu sitio crezca, pasar a un tipo de hosting más avanzado. Al principio un hosting web compartido es una excelente solución para la mayoría de las pequeñas empresas y blogs que desarrollamos.

Nuestros servidores están configurado específicamente para WordPress y al instalar la web el sitio viene con plugins preinstalados para cosas cruciales como el almacenamiento en caché y la seguridad.

Además de registrarte en un servicio de hosting web, también necesitas comprar un dominio web. ¿Cual es la diferencia? Si bien el hosting web te permite tener un espacio en el soporte de almacenamiento del servidor, el dominio es la dirección de tu sitio web. Cuando los usuarios quieran visitar tu sitio, escribirán el nombre del dominio en la barra de direcciones de su navegador y tu servidor transferirá el contenido solicitado.

Por eso aparte del hosting tienes que contratar tu nombre de dominio por separado. O bien, si ya tienes un dominio, también puedes transferirlo. De forma similar a los planes de hosting, tienes que pagar por tu dominio anualmente para mantener la propiedad del mismo.

A veces esto resulta complicado, pero nosotros nos encargamos de todo a la hora de Instalar Web. Contratamos el dominio propuesto, y si no te sugerimos uno. Preparamos el Hosting, diseñamos la Web, cargamos el contenido. Y pulsamos al botón inicio. 😉 A partir de ahí a disfrutar con tu nueva web.

Solo tienes que pensar en los contenidos, nosotros nos encargamos del Mantenimiento Web, algo necesario también para no dejar su sitio web abandonado y obsoleto.